Tanto miembros de la Federación como, al menos, de la Asociación de Madrid están recibiendo llamadas pidiendo publicidad para alguna publicación, de alguna manera, supuestamente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o con el beneplácito de las mismas, que, en realidad, no lo es tanto.

Tal petición se realiza sugiriendo su pertenencia a las anteriormente citadas de una manera clara, pero, al mismo tiempo, con silencios de los que se podrían deducir una vinculación supuestamente indirecta.

La petición se realiza, en ocasiones, con, digamos, visos intimidatorios.

Es más de lo mismo, que pertenece a una vieja historia que nada tiene que ver, formalmente, con el Cuerpo Nacional de Policía ni con la Guardia Civil, con quienes colaboramos estrechamente.

Deja un comentario